Acércate a Dios

Me acordé de mi perro labradoodle de setenta libras esta semana. Aunque ya no está aquí, llevo buenos recuerdos de nuestro tiempo juntos. Por ejemplo, una vez vino una amiga a ver la televisión conmigo. Ebony se sentó erguido frente a nosotras, mirándonos mientras veíamos la televisión. Mi amiga preguntó por qué el perro la estaba mirando, pero no lo supe hasta que ella se levantó para salir de la habitación. Ebony inmediatamente saltó al sofá para sentarse a mi lado. ¡Entonces supe por qué nos miraba sentadas en el sofá!

Dios usó mi perro para hacerme pensar en mi relación con él. ¿Anhelo tanto sentarme junto a Dios solo porque amo estar cerca de Él? En lugar de fotos posadas, ¿qué fotos obtendría un fotógrafo si capturara nuestra relación diaria con Dios? ¿Cómo revelarían las fotos sinceras lo cerca que estamos de Dios? La Biblia nos dice que cuando nos acercamos a Dios, Él se acerca a nosotros. Si sientes que Dios está distante, ¿podría ser porque Él te está esperando?

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

Sosteniendo el Asiento

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu