He tenido épocas en mi vida cuando sentí el aliento del Espíritu como una racha de viento que me empuja hacia adelante a través de una puerta abierta tras otra. Por otra parta he tenido momentos en que no pude sentir ni una brisa y me pregunté si había quedado atorada en medio de un océano sin tierra a la vista. Mi carne solía reaccionar ante circunstancias sombrías encogiéndome y dejando que mi voz se volviera más pequeña hasta el punto de no existir. Pero hoy, Dios continúa recordándome que Su Espíritu Santo vive en mí. Por lo tanto, cualquier sensación de que Él ha desaparecido es una mentira que engaña. Enfrentando esta verdad, Dios me enseña a recurrir al poder del Espíritu para crear una nueva vida. Me imagino al aliento del Espíritu soplando sobre un mundo desierto y vacío y de la nada el surgir de los exuberantes bosques, océanos, criaturas y vida de todas las formas y estilos. Este es el mismo Espíritu que nunca me dejará ni me abandonará.

Entonces, cuando las circunstancias pintan una imagen sombría de pesimismo, escucho la invitación de Dios de recurrir al poder del Espíritu para mover montañas o encontrar un camino a través de una montaña de la misma forma en que Jesús se deslizó entre una multitud hostil. Trato de modelar cómo Dios trabaja para alcanzar el mundo: cuando los judíos se resistieron a Él, continuó alcanzando el mundo expandiendo sus esfuerzos para llegar a los gentiles. En lugar de perder el tiempo y la energía emocional en las puertas que se han cerrado, pregúntale a Dios si es el momento de mirar más allá de una puerta cerrada para explorar un mundo entero que espera ser bendecido por nosotros. Fuimos creados para ser una bendición, así que no dejes que las circunstancias o las personas te convenzan de lo contrario. Deja que las verdades de Dios sean tu base y deja que su Espíritu te dé alas para volar.

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de las verdades de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Sus verdades en acción.

Con cariño de Anita Carman

Standing Beside You
Deja Que Dios Te Haga Desplegar Más Allá De Lo Que Nunca Imaginaste

Related Posts

No results found.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu