Cuando Soy Renuente a Compartir

Hay veces que dudo en compartir lo que siento porque puedo anticipar las respuestas. Algunas personas descartarán lo que estoy sintiendo, algunas me citarán una escritura, otras usarán mi historia como una forma de hablar sobre la suya.

Cuando tengo un dolor en el corazón, soy renuente a compartir abiertamente, me acuerdo de esa escena cuando Jesús miró directamente a Pedro. Solo Jesús y Pedro sabían lo que se había dicho y las promesas hechas y rotas. Hay algunas heridas en las que nadie más puede comprender lo que ocurrió porque nadie más estaba presente. No era necesario decir nada más porque Jesús capturó todo su mensaje a Pedro con una sola mirada. Ahora el Espíritu Santo continúa el trabajo para condenar a Pedro. Mientras tanto, Jesús continuó con su misión. ¿Hay alguien a quien debas entregar al Espíritu Santo y redirigir tu enfoque a lo que Dios te ha llamado a hacer?

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

Acércate a Dios
¿Es Incorrecto Tener Expectativas?

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu