Dios Enviará Refuerzos

He estado en medio de batallas en las que las probabilidades estaban en mi contra y no estaba segura de cómo ganar la victoria. Durante estos tiempos inciertos, significó mucho para mí el estar segura de las personas que Dios envió a mi vida a servir como lo hicieron Aaron y Hur al lado de Moisés, sosteniendo sus brazos cansados ​​en la batalla. Pero, ¿qué sucede si aquellos que sirvieron como tus pilares están bajo ataque y no pueden ayudarte?

Lo que me ayuda es acordarme de que nada inusual ha sucedido. Estoy preparada a que el enemigo me ataque a mí y a aquellos que sirven como pilares. Lo que me ayuda en esos momentos es ser más vigilante en la batalla y confiar en que Dios restaurará mis pilares. Cuando cae un pilar, ese no es el momento de cuestionar tu propia vocación porque si tú eres la última persona en pie, entonces tu eres la única que aún puede resistir la batalla. Mientras tanto, pídele a Dios que redefina el alcance de tu batalla o que envíe refuerzos. Independientemente de lo que Dios decida hacer, nuestra elección de mantenernos en pie transformará el miedo y la ambivalencia en valor y certeza.

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

¿La Paz Sobre El Conflicto?
Cada Estación Cumple su Propósito

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu