Dios es nuestra cubierta

Mi hijo y mi nuera me dieron un regalo muy inusual para mi cumpleaños. Mi hijo se moría por dármelo. “¿Qué es?” Pregunté. Me costó trabajo adivinar qué era. Entonces mi hijo dijo impetuosamente: “¡Es una manta pesada!” Y observó la expresión en mi cara. Se había estado fijando en cómo disfrutaba acurrucarme con una manta en el sofá y se puso a investigar la última tecnología en mantas y encontró la manta de gravedad pesada.

Los científicos descubrieron que el cuerpo humano libera el estrés en la sensación de presión que simula el toque humano. Así que inventaron una manta con peso que proporciona una cobertura para todo el cuerpo y está comprobada para inducir un sueño más tranquilo y el descanso. La manta está llena de cuentas de vidrio y pesa alrededor de veinte libras. Aunque no ocupa el lugar de una persona humana, la manta me recuerda cómo Dios nos creó para prosperar en conexión unos con otros. La sensación del tacto ha demostrado ser importante para la salud emocional.

Noté que hay veces en que mi cachorro corre para cubrirse en su jaula y disfruta tener una cubierta física sobre ella. Veo cómo cubrirme con una manta pesada facilita la liberación del estrés. Sin embargo, también sé que cuando llego a la paz perfecta es cuando tengo a Dios como mi cubierta. Ahí es cuando la paz no viene de afuera hacia adentro, sino que me llena de adentro hacia afuera.

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

Tesoro Duradero
Dios Sabe Lo Que Necesitas

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu