El Poder De La Simplicidad

Hay momentos en que no me siento conectada con las vidas de quienes me rodean. Me encuentro perdida en mis propios pensamientos y sin querer hablar con nadie. Así que me pongo una máscara y voy por mi día diciendo lo que la gente espera oír.  Después, cuando me encuentro sola, me siento aliviada de estar finalmente sola, donde puedo preguntarle a Dios: “¿Qué me pasa?”. A esta pregunta lo escucho decir: “No pasa nada contigo. Fuiste hecha a mi imagen. Yo tuve que alejarme para estar solo también cuando estaba en la tierra “. Y en su respuesta encuentro consuelo.

Mucha gente escapa a agregar nuevas experiencias, sonidos y personas a sus vidas. Ahogan sus mentes con estimulación y luego se preguntan por qué no pueden oírse a sí mismos pensar.  He descubierto el poder de la simplicidad. Despeja los estorbos en una habitación, trae un florero con una flor, húndete en un sillón, deja que los cachorros duerman a tu alrededor y simplemente siéntate. Inhala la presencia de Dios y exhala la preocupación. Deja de planear el futuro y deja que Dios te guíe. Te sorprenderás lo liberador que es cuando presionas el botón de pausa y escuchas la voz de Dios.  Él no habla, Él no hablará continuamente.  Una palabra de Su boca y tendrás tu respuesta. Déjalo calmar la tormenta.

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su palabra en acción.

Con cariño de Anita Carman

A Fin de Cuentas es Por Una Relación
¿Ya Es Hora de Dejar de Rescatar y Comenzar a Confiar?

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu