2 Samuel 23:8 se refiere a los valientes de David, quienes no fueron elegidos por David, sino que fueron elegidos por Dios. David los aceptó como hombres enviados por Dios y los convirtió en hombres poderosos. Si te encuentras operando con un equipo de resagados, agradece a Dios por ellos y luego lidera como un pastor. ¿Dios te ha dado un reto para que puedas desarrollar poderosos guerreros para el reino? Empieza por cuidar a los de tu equipo. Las personas encuentran valor cuando saben que son amadas. Mantente cerca y lucha junto a ellos. Emprendan hacia la colina por Dios pero aprovechen su momento juntos.

Cuando oro por ti, “escucho” una canción de victoria. Creo en ti porque creo en las verdades de Dios en ti cuando pones Sus verdades en acción.

Con cariño de Anita Carman

¿Cómo nos Amamos Realmente Los Unos a Los Otros?
¿Qué Tan Seguros Son Tus Cimientos?

Related Posts

No results found.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.