¿Estás fuera de control?

Le di a mi cachorro un plato de comida y se lo tragó. Le di otro tazón y también lo devoró. Vi cómo se devoraba lo que ponía en frente de él y necesitaba que lo protegiera de sí mismo. Qué lección fue para mí que cuando carecemos de autocontrol necesitamos ayuda para aprender la moderación.

Incluso algo bueno se vuelve malo cuando se hace en exceso. ¿Sufres de codicia a la gula? Dios no quiere que seamos controlados por nada, excepto Su Espíritu Santo. Si te has dejado esclavizar por tu apetito, ¿será hoy el día en que le devuelvas a Dios el lugar que le corresponde como Maestro de tu vida?

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de las verdades de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Sus verdades en acción.

Con cariño de Anita Carman

 

Free To Be Me
Deja de Comparar

Related Posts

No results found.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu