La Decisión De Amar

He tenido Navidades en las que confié que las relaciones a mi alrededor eran estables y seguras. Pero también hubo navidades que pasé sin los que eran mis anclas y que una vez me llenaron el corazón. Algunos se fueron por elección, otros no tuvieron otra opción. Incluso a través de los cambios esperados me han sorprendido las consecuencias inesperadas. Me reconforta saber que el Dios que nos creó nunca se ha sorprendido. Él sabía exactamente la emoción que lo abrumaría cuando dejó ir a Jesús.

La Biblia nos dice en Juan 3:16 que “Dios amó tanto al mundo” que le dio a su único hijo. La decisión de amar fue la emoción con la que Dios contaba durante su mayor pérdida. Y también así puede ser para nosotros que estamos hechos a la imagen de Dios. Usemos el amor para superar nuestras pérdidas. Que el amor nos obligue a ir más allá del mundo que una vez conocimos. Que el amor nos sostenga, incluso sin los anclajes que alguna vez estuvieron en nuestras vidas. Que el amor mismo sirva de ancla. Y que nuestra ancla nos haga crecer, nos supere y nos forme como la bendición de Dios para el mundo. ¡Que tengas una feliz navidad!

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

¿Te sientes agotada?
Ama a Quien Dios Quiso Que Fueras

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu