Los Nombramientos de Dios Siempre Están en Pie

He estado leyendo artículos sobre la importancia de que un líder sea vulnerable y dependa de los demás. Sin embargo, también estoy descubriendo que cuando un líder depende de otra persona y esa persona demuestra ser poco fiable, la situación hace que el líder pierda fuerza. Creo que la clave no es alejarnos de los demás o decir que haremos todo nosotros mismos, sino mantener siempre una mano tomada a la mano de Dios mientras dejemos que otra persona tome nuestra otra mano. La mano de Dios es lo suficientemente fuerte como para ayudarnos a terminar de correr nuestra carrera, incluso si eso significa comenzar de nuevo. Ninguna persona terrenal puede frustrar los planes de Dios o sacar a su siervo de su cargo.

David fue evacuado del palacio cuando su hijo se creía un líder más digno. La diferencia fue que David era un pastor de ovejas elegido por Dios para amar a su pueblo, el que roba el trono es motivado por el orgullo y la codicia por el poder y la gloria. Pero debido a que Dios había elegido a David, ningún ser humano podría destruir los planes de Dios. Con el tiempo, David emergió nuevamente para tomar su posición legítima. Los nombramientos de Dios siempre se mantienen.

Ya sea como padre, en los negocios o como líder del ministerio, el líder de Dios no confía en el oro ni en los carruajes. Podemos pensar que somos fuertes por el ejército que está con nosotros, pero en las batallas de Dios somos fuertes por el Dios que vive en nosotros. Hay momentos en que Dios puede permitir que las personas en la periferia sean removidas para enseñarnos dónde debe estar nuestra dependencia y para probar en qué y de quién realmente dependemos. Incluso cuando las relaciones pilares en nuestras vidas se derrumban, debemos mirar hacia arriba. Una vez que las cosas vuelvan a la normalidad, veremos a nuestro Dios aun de pie. Él no se desequilibra y está para nosotros.

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su palabra en acción.

Con cariño de Anita Carman

Descontento Santo o Malestar Malvado
Dios Anhela Consolarnos

Related Posts

No results found.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.