Luchando Por Arreglarlo

Hay días en que me siento estancada porque me he topado con mis propias limitaciones o circunstancias que se interponen como una piedra en el camino. En lugar de darle vueltas una y otra vez a la situación y reciclar opciones que no llegan a una solución viable, Dios me llevó a simplemente detenerme. Toma una pausa y recuerda que Jesús no tenía un lugar donde descansar su cabeza, lo que también significaba que no estaba enfocado en hacer que su casa fuera perfecta o arreglar los detalles en un solo lugar. Él no se encontraba atorado en el perfeccionamiento de las cosas temporales, sino que daba prioridad a las personas y a alcanzar sus almas para la eternidad.

La próxima vez que me tope con detalles físicos que no puedo arreglar, tal vez nunca debieron ser reparados. O tal vez se arreglarán a su tiempo, pero no de acuerdo con nuestra línea de tiempo urgente autoimpuesta. O tal vez hay detalles que Dios quiere que pongamos en el altar para que Él los arregle a Su tiempo perfecto. Mientras tanto, cuando buscamos primero el reino, colocamos todos los detalles en su lugar y prioridad. El punto es que el reino de Dios no se detiene mientras esperamos que nuestras vidas y situaciones sean perfectas. Entonces, pondré en pausa a lo que no puedo arreglar en mi mundo personal y elijo alinear mis actividades con las prioridades de Dios. ¿En qué actividad podemos enfocarnos y terminar que dará frutos para un reino eterno?

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

 

Metas con Consecuencias Eternas
Cómo te Ves a ti Mismo Influye Cómo Respondes

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu