Para las Épocas Llenas de Niebla

Mi perra labradoodle miniatura se echó en mi cama con toda la confianza del mundo. Me acerqué y apoyé mi cabeza sobre su pecho y nos acurrucamos por unos minutos. No me tomó mucho tiempo reconocer que lo que necesitaba emocionalmente de ella no lo iba a recibir. Ella no tenía la capacidad de conectarse con lo que me estaba pasando emocionalmente. Cuando me resulta difícil incluso identificar por lo que estoy pasando, elijo confiar en que Dios permitió esta época llena de niebla. Confío en que cuando me siento como un guerrero solitario vagando en el desierto en busca de agua, le servirá al propósito de Dios.

Cuando me motivo por necesidades físicas o emocionales, trato de mantenerme más alerta espiritualmente, sabiendo que es tentador concentrarme en lo que esta pasando ahora y perder de vista el objetivo final de la vida. ¿Para qué me envió Dios aquí? Concentrarse en el propósito final en medio de las necesidades físicas y emocionales requiere una elección de fe. Es un desafío a la jerarquía de necesidades de Maslow, es una obra del espíritu. Pero elijo sostenerme del Espíritu Santo que vive en mí y conectar mi vida a lo que tiene un significado eterno. Que mi próxima opción se centre menos en mí y más en avanzar un reino eterno. ¡Que deje de fijarme en lo que es temporal y pasadero!

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

¿De Qué Estas Especialmente Dotada Para Hacer?
Modelo del Pensamiento Hacia El Exterior

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu