Siente A Dios Con Tu Fe

Hay días en que mi mente está distraída. Sin importar qué más esté
sucediendo a mi alrededor, reciclo algún problema personal. Encuentro estos
momentos esclarecedores porque me revelan las anclas en mi vida. Estos anclajes a
menudo giran en torno a las relaciones en las que contaba o de las que dependía.
Cuando esas relaciones cambian, encuentro mi equilibrio interrumpido. Siento la
urgencia de volver a equilibrarme para poder encontrar una base sólida de nuevo.
Pero a veces lleva tiempo volver a calibrarse. A veces, lo único que ves es a lo que
debes dejar ir y no ves en qué otra cosa puedes apoyarte. Te sientes como alguien
en un trapecio que soltó las manos que te abrazaban y mientras vuelas en el aire, no
ves las mano que te atraparán.
Cuando estamos en un espacio donde la fe no está a la vista, debemos ir más
profundo para aferrarnos a lo que sabemos acerca de Dios. Él está omnipresente y
tiene nuestro futuro ya trazado. Mi amiga Jill Briscoe dijo una vez: “Cuando no
puedes sentirlo con tus sentimientos, siéntelo con tu fe”.
Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo
en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en
acción.
Con cariño de Anita Carman
Dios Está Orgulloso de Su Obra Maestra ¿Tu lo Estás?
Las Cosas Sencillas De La Vida

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu