Sosteniendo el Asiento

Mi nieto Ezra intentaba sentarse durante el servicio de la iglesia que tiene asientos de teatro. De dieciocho meses de edad, no pesaba lo suficiente como para evitar que el asiento del teatro se doblara hacia arriba. ¡Se asustó cuando el asiento se dobló con él adentro! Para ayudarlo a permanecer sentado, su mamá sostuvo el asiento hacia abajo con la pierna a un lado y yo lo sostuve hacia el otro lado. Qué ilustración tan vívida me pareció de cómo a veces necesitamos iniciar la siguiente generación colocándolos en un asiento, incluso si necesitamos mantener el asiento hacia abajo de alguna manera para que no se caigan.

¿Qué puedes hacer hoy para invertir en alguien que necesita tu ayuda para tener éxito? La Biblia nos dice que no hagamos nada por ambición egoísta. ¿Cuánto de tu vida puedes regalar para ayudar a otro?

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

Frente a lo Inesperado
Acércate a Dios

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu