¿Tu Imagen Coincide con tu Objetivo Final?

Le cortaron el pelo a mi perrita schnauzer que la hizo parecer un oso de peluche. Yo pensé que se veía adorable, pero no a todos les gusto su peinado nuevo. Mi hermana dijo: “Se ve triste porque ya no parece una schnauzer”. Ese comentario me hizo reflexionar sobre la pregunta: “¿Quién decide qué aspecto debemos tener?” Incluso el corte de pelo schnauzer se originó a partir de una visión creada por el hombre, lo que significa que ningún schnauzer nació con la parte superior de su cabeza y su cuerpo afeitado para acentuar las cejas grandes y esponjosas. Estos pensamientos me llevaron a reflexionar sobre la imagen que mostramos al mundo. ¿Es una que un padre nos impuso? ¿Es algo que nuestra cultura eleva? ¿Pero quiénes somos realmente por dentro?

¿Me dió instrucciones Dios de alinear mi imagen con mi objetivo final? La idea no es rebelarse contra todos los estándares culturales, sino hacer la pregunta más importante: “¿Qué imagen se alinea y es la base para el lugar al que nos dirigimos?” Cuando Pablo fue a Corinto, se afeitó la cabeza. Eso no lo convirtió en un conformista. Le hizo discernir.

La conclusión no es hacer las cosas a nuestra manera, sino hacer las cosas con la sabiduría de Dios para Su objetivo final. Entonces, la próxima vez, escoge tus batallas. No es cuestión de rendirse o darse por vencido, es cuestión de tomar decisiones estratégicas para maximizar tu tiempo en la tierra para un reino eterno.

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

La Previsibilidad No Significa Seguridad
Cuando el Camino Desapareció

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu