Una alabanza anclada

Algunas personas dicen que cuando te enfrentas a la adversidad, solo debes dar alabanzas. Pero alabanzas en el vacío no son más que algo que suena bonito. Nuestra alabanza debe basarse en la evidencia y la verdad. El rey David dijo en el Salmo 16:7: “Alabaré al Señor, que me aconseja, aun de noche me instruye mi corazón”. David se refiere a un Dios que no está distante. Está en medio de lo que estamos pasando. Tiene las respuestas que necesitamos. Nuestra alabanza entonces está conectada a un Dios que es poderoso y presente. Él es la fuente de nuestro consuelo. Representa el amor tangible que se enfrenta a problemas tangibles.

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de las verdades de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Sus verdades en acción.

Con cariño de Anita Carman

Ten Cuidado Con Quién Dejes Acercarte a Ti
Dios es tu fortaleza

Related Posts

No results found.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu