Valor Para Cambiar

Chibi le pertenece a mi hijo y a mi nuera. Ella se quedó con mi esposo y conmigo durante siete meses como damnificada del huracán Harvey. Pero ahora está de vuelta en la casa de su “abuelita” porque es un mejor ambiente para ella. Tiene necesidades especiales siendo una cachorrita que le tiene miedo a su propia sombra. Necesita un lugar como mi casa que está diseñado para cachorros con un cuidador que tiene tiempo de atender a sus temores. Mi hijo y mi nuera tienen como prioridad a su bebé recién nacido, mi primer nieto.

En la vida, debemos adaptarnos para satisfacer las necesidades de todos los entes involucrados. Hay ocasiones en que nos ajustamos a las necesidades de los demás y hay veces que necesitamos que otros se ajusten a nuestras necesidades. Después de experimentar con diferentes configuraciones, concluimos que el mejor arreglo para todos los involucrados era que Chibi se mudara con su “abuelita”. Está floreciendo y por eso, todos los que la aman también están floreciendo. Al igual que con todas las transiciones, tenemos lágrimas de despedida porque la vida no resultó como habíamos previsto, pero también tenemos lágrimas de alegría porque una vez que ponemos a cada miembro de la familia donde cada uno florecerá, nos colocamos en una trayectoria positiva para vivir a nuestro potencial. ¿Con qué estás lidiando hoy? ¿Necesitas la fuerza y ​​el valor de Dios para cambiar?

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la verdad de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su verdad en acción.

Con cariño de Anita Carman

Escoge la Redirección de Tu Perspectiva
¿Qué Debe Morir Antes de que Dios Pueda Llevarte a Donde Quiere?

Related Posts

No results found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu